Centinelas por siempre en alerta,
En el aire, la tierra y el mar,
Eso somos las Fuerzas Armadas,
De mi Honduras mi Patria sin par.

En la senda que escribe el destino,
Somos canto de gesta triunfal,
Somos una en la Paz y en La Guerra,
Morazán y su ejemplo inmortal.

Vibrante cante el corazón,
Honor, Lealtad y Sacrificio,
Y a la Lucha se presta valiente,
En defensa de la Libertad.

Y si un día la Patria nos llama,
En defensa del suelo sagrado,
La bandera ondeará con orgullo,
En el pecho de cada soldado.

Pues la sangre que un día Lempira,
Derramara en el Gran Congolón,
Es la misma que hoy ofrecemos,
En Defensa de Nuestra Nación.

Vibrante cante el corazón,
Honor, Lealtad y Sacrificio
Y a la Lucha se apresta valiente,
En Defensa de la Libertad.