Toda autoridad es puesta por Dios, y le doy las más infinitas gracias por permitirme iniciar este año comandando esta gran unidad de combate, como es la 120 Brigada de Infantería lo cual representa uno de los mayores retos de mi carrera militar.

Considerando que nuestro mayor compromiso es poner en alto nuestra misión encomendada con responsabilidad y esmero, teniendo como propósito servir antes que ser servido, reiterando mi compromiso con dios, la patria, el pueblo hondureño y las Fuerzas Armadas.

Trabajaré incansablemente para cumplir, las diferentes misiones encomendadas por el escalón superior teniendo siempre presente que el soldado se le deben crear las condiciones óptimas y necesarias, para que desempeñe mejor su trabajo.

Trataré de cumplir las metas y objetivos que me he trazado en el menor plazo posible, para poder cosechar resultados que vengan a beneficiar a todo el personal bajo mi mando brindando confianza y liderazgo a mis sub alternos. y al final poder decir misión cumplida.

 

 

Que Dios Bendiga Nuestras Fuerzas Armadas
Que Dios Bendiga Nuestro Ejército
Que Dios Bendiga a la Centésima Vigésima Brigada de Infantería

 

Coronel de Caballería D.E.M.
Mario Edgardo Padilla Castellanos
Comandante de la 120 Brigada de Infantería