Con la guía de nuestro Dios Padre y bajo los parámetros de equidad y justicia y en el marco de la trilogía de las Fuerzas Armadas, Honor, Lealtad y Sacrificio, dirigidos por la filosofía del Ejército fundamentado en los preceptos de conciencia, compromiso y confianza con el afán de asegurar el cumplimiento de la misión y el bienestar de personal, garantizando la eficiencia institucional en pro del desarrollo de la nación.

El mando me honró en comandar la mejor unidad del Ejercito que estratégicamente situó en la región más prospera y productiva de Honduras, siendo la historia testigo de la valentía, el esfuerzo tesonero y el carácter noble de un comando al servicio de la sociedad coloneña y que durante su accionar han demostrado un alto desempeño manteniendo siempre en el horizonte el irrestricto respeto a la ley y la observancia de los Derechos Humanos.

Un comando actúa como un solo equipo de trabajo en pro de la sociedad en general, garantizando mejores estadios de vida manteniéndose incólume y fortaleciendo su lema; LO QUE SEA, CUANDO SEA Y DONDE SEA, reconociendo siempre la protección divina en nuestras acciones.

Que Dios nos bendiga, que el trabajo en equipo nos fortalezca y que la humildad nos enseñe siempre que nos debemos a quien servimos.

Salomón Montes Maldonado
Coronel de Infantería
Comandante del Décimo Quinto Batallón de Fuerzas Especiales