El Primer RECABLIN “Hogar de los Blindados”, forjador de hombres y mujeres líderes al servicio de nuestra patria, es la unidad insigne de nuestro ejército, que cumple con las diversas actividades y tareas para el bienestar del pueblo del departamento de Choluteca.

Como Comandante de esta unidad de combate, me siento orgulloso de dirigir a hombres y mujeres comprometidos con la unidad y el Ejército de Honduras. Mi gestión de comando está orientada hacia el cumplimiento de la misión que nos manda la constitución de la República y a mantener en cada momento el bienestar del personal para de ese modo cumplir todas nuestras tareas de manera eficiente.

Todas nuestras ejecutorias están orientadas a la ayuda de la población más humilde y necesitada de la región sur, para ello se realizan reuniones de trabajo con instituciones del gobierno para la planificación de la seguridad de los hospitales, vacunación a la población civil, fumigación en las área afectadas por el zancudo transmisor del dengue (Chicungunya y/o Zika) y la planificación con la policía para dar seguridad a través de patrullajes en las calles de la ciudad en el marco de FUSINA.
Para el cumplimiento de nuestra misión constitucional es necesario que el personal este capacitado y entrenado para alcanzar las normas establecidas por el escalón superior, es por ello que se han llevado a cabo cursos especializados de conducción y cañonero para vehículos de combate que cuenta la unidad, dichos cursos son impartidos por personal de oficiales y auxiliares con suficiente experiencia en esta actividad.

Todos los miembros que conformamos esta prestigiosa unidad de combate estamos comprometidos con los principios y valores de nuestra institución militar, teniendo como guía a nuestro creador del universo y los principios descritos por el señor Comandante General del Ejército que son la base fundamental para el buen desempeño de los comandantes de las unidades militares, como son la conciencia, el compromiso y la confianza.

Somos guerreros de corazón, que no le temen al dolor ni a los baches del camino, esclavos de la disciplina, la responsabilidad y el respeto a los derechos humanos, tratando de hacer bien las cosas enmarcados en la ley, para el servicio del pueblo de la zona sur de nuestro país.

Coronel de Caballería Ramón Edgardo López Martínez
Comandante del 1er RECABLIN