Buscar video

El Comando de Apoyo al manejo de Ecosistemas y Ambiente (C-9) de las Fuerzas Armadas de Honduras a través de su labor Cívico Militar, apoyó en el área ambiental del proyecto “CIIE Generación verde”, ejecutando una jornada de reforestación en la comunidad de Zambrano contiguo a los predios del Primer Batallón de Artillería de Campaña, brindando el acompañamiento en: capacitación ambiental. Seguimiento y evaluación de las actividades del Trabajo Educativo Social 2017-2018.

 Realizado por los estudiantes del segundo de Bachillerato en ciencias y humanidades, del tercero de Bachillerato de Técnico Profesional en Electricidad y tercero de Bachillerato Técnico Profesional en Contaduría y Finanzas del Centro de Investigación e Innovación Educativa (CIIE), adscrito a la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM).

Este proyecto piloto consiste en restaurar zonas que han sido afectadas por la plaga del gorgojo descortezador de pino, asi como fomentar en los estudiantes valores enmarcados en el espíritu de la responsabilidad, solidaridad, sensibilidad, convivencia, integración social y sobre todo la conciencia ambiental.

Las actividades del Trabajo Educativo Social se desarrollaron desde el mes de junio hasta el mes de octubre, con una capacitación ambiental abarcando los temas de:

Gestión de recursos forestales en Honduras, Fuerzas Armadas  en apoyo a la protección, preservación y conservación de los recursos forestales, Estado y situación de la afectación del gorgojo descortezador de pino, Proyecto de laboratorio de productos orgánicos y el mega vivero,  implementado por la institución militar.

En la ceremonia de clausura de esta actividad se hicieron presentes representantes del C-9 quienes entregaron diplomas de participación a los alumnos por su arduo trabajo, por su parte el Sub Comandante del C-9, Coronel de Infantería Juan Hernández se comprometió a cuidar de las plantas ya sembradas.

Las autoridades presentes afirmaron que se espera continuar con este plan de reforestación, mediante un proceso de planificación de manejo y mantenimiento de las plantas, dicho bosque modelo comenzó con 4,500 plantas de pino, en un área de 4.5 hectáreas, creando asi un bosque modelo que se pretende reproducir para el año 2018.